Mi Iglesia

Mis Pastores

Cesar y Claudia Fajardo

Nuestros pastores Cesar y Claudia son conocidos internacionalmente por su trabajo, amor, ardua labor con los jóvenes y el liderazgo de la iglesia en general. Con mas de 25 años de ministerio, han llevado la Palabra de Dios a cada lugar que Él les ha encomendado.

En el año 2006 iniciaron nuestra Iglesia, Sin Muros, con el propósito de predicar la Palabra, dando a conocer el Nombre de Dios y guiar a cada persona a conectarse con Él, para ser transformados y servirle.

Hoy en día continúan trabajando con amor en este ministerio del cual son los pastores principales. Sin Muros se ha extendido contando con sedes nacionales en Armenia y Bucaramanga, y a nivel internacional en Brasil, Chile y Perú.

Staff Iglesia

Su Equipo

``Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, constituyen un solo cuerpo, así también es Cristo.`` 1 Corintios 12:12

Mi Propósito 

Satisfacer el deseo de Dios al conectar a los hombres, hechos a Su imagen y semejanza, con Él. Entendemos la necesidad de cada persona por alcanzar su mayor potencial y por eso buscamos liberar sus dones y talentos para hacer de ellos líderes de influencia en cada espacio de la sociedad.

Mis Valores

  • Amor.
  • Integridad.
  • Excelencia.
  • Servicio.

Mis Creencias

  • La Biblia es la Palabra inspirada de Dios, a través de la cual nos es revelado Su carácter; es la guía para nuestro diario vivir.
  • Creemos en Dios como un Dios trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Creemos que Jesús es Dios hecho hombre para redención de nuestros pecados. El Espíritu Santo es Dios con los mismos atributos del Padre y el Hijo.
  • La salvación es resultado de creer en el Señor Jesucristo como único y suficiente salvador y es dada a todos por medio de la fe en Él.
  • Creemos que Cristo vino a deshacer las obras del enemigo y a darnos vida en abundancia. Cada persona en Cristo puede experimentar libertad de la opresión, la maldición, la ruina y la enfermedad.
  • Creemos en el sacerdocio de cada creyente para poder servir a Dios. Cada persona es llamada a extender el Reino de Dios aquí en la tierra.